lunes, 3 de septiembre de 2007

La humillación nuestra de cada dia

Hoy en mi oficina se reunieron a pedido de mi jefe dos abañiles+ un herrero con el fin de tomar las medidas para hacer un escaloncito para que yo alcance el estante donde está el fax...igualmente, a quién se le ocurre poner un telefono a un metro sesenta sobre el nivel del mar?

1 comentario:

Carolus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.